Blog

 

¿Qué es la Certificación Energética?

Es un certificado en el que se definen las características energéticas del inmueble obteniendo una calificación energétcia. Esta calificación es la etiqueta de colores del inmueble donde "G" es la peor calificación, la "A" la mejor. Lo más común es estar en un estado medio-bajo de la tabla.

Las Certificaciones Energéticas deben ser emitidas por técnico competente.


¿Cuándo se necesita?

Cuando vayas a publicitar en venta o en alquiler un inmueble, esto incluye edificios completos o partes de ellos (un piso o un local por ejemplo) y para todo tipo de uso como viviendas, oficinas, comercio, etc...

Se aprobó el 5 de Abril de 2013, publicada en el BOE el 13 de Abril de 2013. Su entrada en vigor fue el 1 de Junio, momento a partir del cual todo aquel que quiera vender un piso o alquilarlo debe anunciarlo con la etiqueta correspondiente.


¿Cúal es su periodo de validez?

El periodo de validez del certificado obtenido y su correspondiente etiqueta energética será de diez años, pudiendo el propietario renovarlo antes de su fecha de caducidad.


¿Cómo realizamos en Sinergia la Certificación Energética?

Se realiza una visita al inmueble donde el técnico certificador revisa los siguientes elementos:

  • Dimensiones generales del inmueble.
  • Muros de fachada.
  • Ventanas y huecos al exterior.
  • Comprobar si existe galería acristalada (invernadero).
  • Medianiles con otras viviendas y con espacios comunes.
  • Suelos y techos.
  • Equipos individuales de calefacción, agua caliente y refrigeración si existiera.
  • Equipos colectivos de calefacción y agua caliente del edificio así como la existencia de placas termosolares.
  • Posibles puentes térmicos e infiltraciones de aire exterior.

Con los datos obtenidos modelizamos el inmueble para obtener su demanda enegética. Este apartado es devital importancia para obtener una mejor y correcta calificación energética, por eso desde Sinergia realizamos un estudio detallado de cada uno de los elementos del inmueble, definiendo la orientación, galerías acristaladas (invernaderos), vuelos exteriores y de más elementos que consiguen definir el inmueble de forma más exacta.

Se estudian mejoras del inmueble para reducir su demanda energética. Estas mejoras son propuestas que el propietario debe conocer pero que no tiene obligación de realizar.

Con todo ello se emite la calificación energética del inmueble y su su correspondiente informe de Certificado energético.